septiembre 20, 2021
Tomillo, ¿para qué sirve y cómo se utiliza correctamente?

Tomillo, ¿para qué sirve y cómo se utiliza correctamente?

El tomillo es una hierba culinaria con un sabor muy aromático y dulce. Se llama científicamente Thymus vulgaris o por el nombre popular de timo. Es rico en un aceite esencial que tiene varias propiedades terapéuticas.

Esta pequeña planta, que no supera los 30 centímetros de altura, produce una infusión que se considera un gran remedio natural para combatir las infecciones, aliviar los síntomas de las enfermedades respiratorias e incluso para acabar con el estrés.

Lo mejor es que el tomillo sirve para realzar el sabor natural de los alimentos en varias recetas y puedes utilizarlo fresco o seco sin tener que renunciar a sus increíbles beneficios.

¡Atención! No confunda el tomillo con el poleo (Mentha pulegium). La primera se parece más al orégano, otra hierba aromática, mientras que la segunda pertenece a la misma familia que la menta.

¿Para qué se utiliza el tomillo?

Es un antiséptico natural

No importa si se opta por la versión fresca o la seca, el tomillo es antiséptico porque contiene timol, una sustancia que trata las infecciones causadas por hongos y otros microorganismos.

el timol es una de las sustancias más abundantes en el aceite esencial extraído de las hojas de la hierba y es capaz de impedir que estos microorganismos, como hongos, virus y bacterias, se adhieran y se multipliquen en el organismo.

Los extractos de plantas son capaces de inhibir el crecimiento de más de 15 tipos de bacterias perjudiciales para la salud. Al mismo tiempo, también actúan contra los virus que causan el herpes y la gripe, reduciendo el tiempo que permanecen en el cuerpo.

Tomillo, ¿para qué sirve y cómo se utiliza correctamente?

Alivia los problemas respiratorios

Otro de los usos de esta hierba aromática, es en el alivio de esos molestos síntomas de la gripe y el resfriado y esto ocurre porque tiene una potente acción expectorante gracias a su potencial antiinflamatorio.

Así es, ambos van de la mano, ya que la producción de flema, moco que se adhiere a las vías respiratorias, es una reacción al proceso de inflamación.

El tomillo también es espasmolítico y antitusivo. Es decir, relaja los músculos y disminuye la irritación. Así, se trata el problema de la tos.

Incluso los extractos de las hojas pueden utilizarse como terapia complementaria para la bronquitis, una inflamación en los bronquios que provoca fuertes ataques de tos y dificultad para respirar.

Combate el acné

La combinación de propiedades antisépticas y antiinflamatorias hace del aceite esencial de tomillo un poderoso aliado en el tratamiento del acné.

La aplicación de compresas del té o del aceite justo encima de los granos cuando están inflamados acelera la curación e incluso favorece el alivio del dolor.

Una investigación llevada a cabo en 2015 lo confirmó al analizar que la composición de este compuesto es principalmente rica en timol, carvacrol, linalool, apigenina, eugenol y ácido rosmarínico, que ayudan a combatir la inflamación o a evitar la proliferación de bacterias.

Lo mejor de todo es que el tratamiento con esta hierba tiene menos efectos secundarios que los convencionales, que suelen utilizar ácidos que dejan la piel sensible, enrojecida y con cierta irritación.

Tomillo, ¿para qué sirve y cómo se utiliza correctamente?

Protege el cuerpo contra las enfermedades

¿Quiere otra razón para añadir tomillo a su próxima lista de la compra? Pues está lleno de compuestos antioxidantes y, por lo tanto, ayuda a proteger el cuerpo contra diversas enfermedades.

Actúa impidiendo la acción de los radicales libres.

Los radicales libres son moléculas que surgen de la degradación (oxidación) de las células. Pero son inestables y se “pegan” a las partes sanas, haciendo que también se oxiden, creando un círculo vicioso que puede causar desde la muerte de los tejidos hasta el aumento del riesgo de desarrollar enfermedades crónicas y cáncer.

Entre las principales sustancias antioxidantes que se encuentran en la hierba, cabe mencionar: el timol, la humulina, los flavonoides, la micerna, y varias otras, presentes en menor cantidad.

 

Fortalece el sistema inmunológico

¿Es usted el tipo de persona que se pone enferma con facilidad y no puede aguantar más? Entonces, ¿a qué esperas para empezar a utilizar esta hierba aromática en tu vida diaria? Así es, su consumo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, que es la defensa del cuerpo contra las enfermedades.

Esto ocurre porque el tomillo es rico en vitamina C y por ello actúa estimulando la producción de glóbulos blancos. Lo que ocurre es que estas células, que se dividen en varios tipos y cada una tiene una función diferente, son una especie de “ejército” del organismo.

Cuanto mayor sea la cantidad de ellos, más fácil será hacer frente a los microorganismos invasores y eliminarlos antes de que puedan afianzarse e iniciar cualquier enfermedad.

Da una sensación de bienestar

¿Sabías que tomar una taza caliente de té de tomillo puede ayudarte a aliviar el estrés y a dormir mejor?

Así es, y esto, como defiende Danilo, ocurre por la presencia del principio activo carvacrol, sustancia que es capaz de aumentar los niveles de dopamina y serotonina, mejorando así el estado de ánimo.

El compuesto es un tipo de molécula que influye y activa la producción y liberación de neurotransmisores, que son sustancias químicas que transportan información a través del cerebro y pueden controlar desde el estado de ánimo hasta la intensidad de los impulsos nerviosos a los músculos y órganos.

Tomillo, ¿para qué sirve y cómo se utiliza correctamente?

Recetas con tomillo

Té de tomillo

Para quienes quieran disfrutar de los beneficios terapéuticos del tomillo, la mejor opción es preparar una infusión con sus hojas.

El método de preparación es bastante sencillo. Añade 1 cucharada (té) de la hierba seca, o 1 rama fresca, en 1 taza de agua hirviendo y deja que repose durante 5 minutos.

Colar y beber hasta 3 tazas al día. Otra opción es diluir 6 ml de la tintura o 4 gotas del aceite esencial, que se encuentran en las tiendas de fitoterapia, por cada taza de agua.

Coliflor asada con tomillo

Ingredientes:

1 ramita de tomillo fresco o 1 cucharadita de hierba seca

1 coliflor grande

⅓ taza de aceite de oliva

Sal y pimienta negra al gusto.

Cómo prepararse:

Separar las flores de la col, desechando las partes más fibrosas, y colocarlas en un bol. Encima, añadir el resto de los ingredientes y remover bien, con las manos.

A continuación, pasar la coliflor a una fuente de horno grande y meterla en el horno precalentado a 200º C durante 30 minutos o hasta que toda la coliflor esté dorada y los bordes tostados. Servir inmediatamente.

Tomillo, ¿para qué sirve y cómo se utiliza correctamente?

Contraindicaciones y precauciones

El tomillo no tiene contraindicaciones para su uso culinario, una vez que no se utiliza una cantidad exagerada de tomillo.

Sin embargo, hay que tener cierto cuidado con el consumo del té para evitar complicaciones y reacciones a sus compuestos activos. Por ejemplo, las mujeres embarazadas sólo deben utilizarlo bajo supervisión médica, ya que el timo tiene efectos abortivos.

También está indicado suspender su uso antes de una intervención quirúrgica, ya que puede dificultar el proceso de coagulación y aumentar el riesgo de hemorragia. Además, hay que evitar consumir más de la cantidad recomendada y nunca ingerir ni aplicar el aceite puro sobre la piel.

La sustancia puede causar irritación y síntomas como náuseas, vómitos, dolor abdominal y dolor de cabeza debido a la alta concentración de timol.

 

Nieto, G., Ros, G., & Castillo, J. (2018). Antioxidant and antimicrobial properties of rosemary (Rosmarinus officinalis, L.): A Review. Medicines, 5(3), 98.
Diniz do Nascimento, L., Moraes, A. A. B. D., Costa, K. S. D., Pereira Galúcio, J. M., Taube, P. S., Costa, C. M. L., … & Faria, L. J. G. D. (2020). Bioactive natural compounds and antioxidant activity of essential oils from spice plants: New findings and potential applications. Biomolecules, 10(7), 988.

Contacto