thirty seconds to mars en concierto: energía y emoción en Bilbao

El pasado fin de semana, la banda de rock alternativo Thirty Seconds to Mars desató toda su energía y emocionó a sus fans en un apasionante concierto en Bilbao. Con su característico estilo enérgico y su talento musical, Jared Leto y compañía hicieron vibrar al público durante más de dos horas de show inolvidable.

¿Qué significa Thirty Seconds to Mars?

El nombre de la banda «30 Seconds to Mars» también se puede escribir «Thirty Seconds to Mars» y se puede traducir literalmente como «30 segundos a Marte». Este nombre fue elegido por los miembros de la banda, el actor Jared Leto y su hermano Shannon Leto, con el objetivo de transmitir la idea de que el tiempo para alcanzar nuestros sueños y metas puede ser muy corto y fugaz, al igual que el tiempo que se tardaría en llegar al planeta Marte.

Además del significado literal, el nombre también tiene un significado más profundo y simbólico. Marte es conocido como el planeta de la guerra en la mitología romana, lo que puede representar la lucha y los obstáculos que se encuentran en el camino hacia nuestros objetivos. Los miembros de la banda han mencionado en varias ocasiones que el nombre también representa la idea de explorar lo desconocido y aventurarse en lo inexplorado, tanto en el ámbito musical como en la vida en general.

Thirty Seconds to Mars arrasa en su concierto en Bilbao

Thirty Seconds to Mars arrasa en su concierto en Bilbao

El pasado 14 de abril, la banda de rock alternativo Thirty Seconds to Mars ofreció un espectacular concierto en la sala Cubec de Bilbao, España. Con su energía arrolladora y su carisma en el escenario, la banda logró conquistar a todos los asistentes y arrasar con su actuación.

Desde el primer acorde, Thirty Seconds to Mars logró conectar con el público bilbaíno, que coreó cada una de sus canciones y se entregó por completo a la música de la banda. El carismático líder del grupo, Jared Leto, se mostró cercano y agradecido con el público, interactuando con ellos y creando un ambiente de complicidad y emoción.

El setlist del concierto incluyó grandes éxitos de la banda como «The Kill (Bury Me)», «Kings and Queens» y «This is War», así como algunas canciones de su último álbum «America». Cada canción fue recibida con entusiasmo por parte de los asistentes, que no dejaron de saltar y cantar durante toda la actuación.

La puesta en escena de Thirty Seconds to Mars también fue impresionante, con un despliegue de luces, pantallas y efectos especiales que añadieron aún más intensidad al concierto. El escenario se transformó en un verdadero espectáculo visual, complementando a la perfección la potencia de la música de la banda.

Ir arriba