octubre 23, 2021
9 Beneficios del perejil y como utilizarlo

9 Beneficios del perejil y como utilizarlo

El perejil, es una hierba aromática muy común y tiene un gran potencial terapéutico.

Su consumo se asocia a la prevención de varias enfermedades, como la infección urinaria, la anemia y los problemas hepáticos. El perejil también puede ayudar en el tratamiento del estreñimiento y el mal aliento.

La hierba, además de ser súper nutritiva, puede usarse al principio y al final de los platos salados, para preparar una infusión y ¡hasta un jugo muy saludable!

Beneficios del perejil

El perejil se considera un alimento súper nutritivo. Es una fuente de vitaminas A, C, E, K y del complejo B.

También es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el potasio, el azufre, el fósforo y el sodio, así como en algunas proteínas y aminoácidos esenciales para la salud.

En las hojas de esta hierba aromática se encuentra un aceite esencial que da a la especie su aroma y sabor característicos.

Trata la infección de orina

El perejil tiene un fuerte componente diurético. Es decir, actúa aumentando el volumen de orina para estimular la función renal, y es precisamente esta característica la que lo convierte en un gran aliado en el tratamiento de las infecciones urinarias.

Con una mayor producción de orina, el cuerpo puede expulsar más rápidamente las bacterias que están causando la infección, acelerando la recuperación.

Debido a su potencial diurético, este condimento es un aliado para combatir la hipertensión arterial, ya que aumenta la excreción de sodio.

9 Beneficios del perejil y como utilizarlo

Beneficia la salud intestinal

¿Has oído alguna vez que comer perejil es bueno para el estreñimiento? Bien se sabe que esto es cierto, ya que la hierba aromática tiene un suave efecto laxante, además de ser espasmolítica, lo que sirve para aliviar los cólicos intestinales.

El perejil también tiene el llamado efecto carminativo, que previene y ayuda a eliminar los gases molestos.

Mejora la digestión.

¿Has comido algo que no te ha sentado bien y ahora te sientes hinchado? Una taza de té o un vaso de zumo de perejil alivia las molestias.

Los compuestos fitoquímicos que se encuentran en las hojas de la planta rompen la tensión superficial de los gases para integrarse con los sólidos y los líquidos.

Como consecuencia de esto, el consumo regular de perejil ayuda a prevenir el problema de la indigestión y todavía es capaz de mejorar la tasa de absorción de algunos nutrientes, como las proteínas y la fibra, ya que facilita el manejo de ellos por el cuerpo.

Refuerza la inmunidad

Comer perejil también puede proteger contra las enfermedades, ya que este condimento se considera un agente inmunomodulador natural.

Esto significa que aumenta la producción de células de defensa, de anticuerpos, porque es rica en antioxidantes y su acción antiinflamatoria favorece la eliminación de las toxinas acumuladas en el organismo que pueden dejar al cuerpo más susceptible a los agentes infecciosos.

Esta acción sobre el sistema inmunitario también está ligada a la presencia de vitaminas A, C, complejo B y K, que son utilizadas por el organismo en la producción de células que forman parte del sistema inmunitario, además de poder mejorar la respuesta del mismo en caso de ataques.

9 Beneficios del perejil y como utilizarlo

Protege el hígado

Las hojas de perejil también son ricas en sustancias con potencial hepatoprotector, es decir, para proteger el hígado.

Esto hace que protejan al órgano contra los daños causados por la degradación celular (oxidación) e incluso por la acción de sustancias tóxicas, como las drogas y el alcohol.

Previene la retención de líquidos

¿Conoces el efecto diurético del perejil? Aporta el beneficio de prevenir la hinchazón causada por la retención de líquidos. Esto ocurre porque los riñones pueden filtrar y eliminar más agua, que se acumularía donde no debería, y sodio, un mineral que contribuye a la retención.

Inclusive, es en parte debido a esta propiedad que el jugo de perejil con limón se relaciona con la pérdida de peso, cuando en realidad lo que sucede es que ayuda a desinflamar, lo que da la impresión de pérdida de peso.

Previene la anemia

Otro potencial terapéutico del perejil, según la profesional, es el de ayudar en la prevención de la anemia, ya que es rico en hierro.

A modo de ejemplo, cada 100 gramos de la hierba contiene 4,2 miligramos de este mineral, que se utiliza en la producción de las células encargadas de transportar el oxígeno.

Protege el sistema nervioso

Otro beneficio del consumo de perejil, y es que ayuda a la salud del sistema nervioso por la vitamina B2.

Este nutriente se utiliza para la producción de un tipo de protección para las fibras nerviosas, por lo que es esencial para enviar las conexiones con la información al resto del cuerpo.

Además, al ser rica en apigenina, la hierba aromática aumenta la capacidad cerebral al incrementar las conexiones entre las neuronas.

Esto hace que el perejil no sólo sea eficaz para prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, sino que también refuerza la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Combate el mal aliento

Por último, la clorofila que se encuentra en el perejil hace que la hierba sea un reductor casero del mal aliento (halitosis), y la sustancia incluso ayuda a aportar una sensación de frescura a la boca.

Pero hay que tener en cuenta que el mal aliento puede tener varias causas y si se empieza a sentir el mal olor muy a menudo, incluso después de hacer la higiene adecuada de la boca, hay que consultar a un dentista para comprobar cuál es el mejor tratamiento.

9 Beneficios del perejil y como utilizarlo

¿Cómo consumir?

Zumo de perejil

El perejil puede consumirse en forma de zumo verde que concentra todo su potencial terapéutico en un vaso.

Para prepararlo sólo hay que poner ½ taza de perejil fresco, el zumo de 1 limón y 1 vaso de agua de coco en una batidora y batir bien.

Puedes añadir algunas piedras de hielo, pero no lo cueles, para mantener las fibras que pueden ayudar en la función intestinal, y tampoco añadas azúcar o cualquier otro tipo de edulcorante.

Té de perejil

Otra opción es preparar una infusión. Para ello pon 1 cucharada (té) de perejil deshidratado o 3 cucharadas (sopa) de hojas frescas en 1 taza de agua hirviendo y deja reposar durante 10 minutos.

Luego, sólo hay que colar y beber, como máximo, 3 tazas al día, siempre sin endulzar.

El perejil puede inducir el parto, porque contiene un estimulante uterino y también puede disminuir la producción de leche materna. Por esta razón, las mujeres embarazadas y en período de lactancia deben evitar el consumo del té o del zumo.

Como condimento

Por tener un aroma y un sabor muy característicos, el perejil puede utilizarse en ensaladas, salsas, sopas e incluso carnes.

Perejil deshidratado: ¿merece la pena utilizarlo?

La respuesta a esta pregunta es sí. Si no encuentra perejil fresco, puede sustituirlo por la versión deshidratada en la cocina sin perder sus beneficios.

Esto se debe a que la mayor diferencia entre ambos es el aroma característico del perejil fresco, pero que no está presente en el seco.

La desecada, sin embargo, tiene un sabor más concentrado debido a la pérdida de agua y, por lo tanto, debe utilizarse en cantidades más pequeñas, y aun así tiene la ventaja de poder almacenarse durante más tiempo.

¿Cómo elegir y almacenar?

Las hojas de perejil deben tener un color verde oscuro intenso y no estar marchitas, aplastadas o con manchas oscuras.

Para guardarlos, hay que desechar las partes amarillentas, lavarlos en agua corriente para eliminar todas las impurezas y dejar que escurra todo el líquido. Una vez secos, pueden conservarse hasta cinco días en el frigorífico, siempre que se guarden en bolsas o recipientes tapados.

Otra opción de almacenamiento es deshidratar las hojas colocándolas en un horno alto durante dos minutos, o congelarlas colocándolas en bandejas de cubitos de hielo con agua.

¿Cómo cultivar?

Con todos sus beneficios querrás poner perejil en tu vida para siempre, ¿no? Así que, ¿por qué no empezar a cultivarlo de forma orgánica en su propia casa?

Sepa que es súper fácil iniciar un cultivo y ni siquiera necesita mucho espacio, ya que la hierba es pequeña y se adapta bien a las macetas y no necesita mucho para empezar a plantar.

Sólo necesitas semillas y una maceta con tierra arenosa y abonada con materia orgánica. Plante las semillas con una separación mínima de 10 centímetros y déjelas en un lugar con buena incidencia de luz solar.

Como el perejil prefiere los climas fríos, tendrás que regarlo a diario, pero procura no empaparlo.

La cosecha se puede hacer, en promedio, 60 días después de la siembra y sólo se pueden quitar las hojas más grandes y dejar la raíz que seguirá viviendo y produciendo más.

Contacto