noviembre 29, 2021
10 Beneficios de la moringa y sus contraindicaciones

10 Beneficios de la moringa y sus contraindicaciones

10 Beneficios de la moringa y sus contraindicacionesLa Moringa oleifera es un pequeño árbol muy común en países de América. Ha cobrado mucha importancia por su potencial terapéutico en el tratamiento de problemas como la ansiedad, la diabetes e incluso las enfermedades cardiovasculares.

Gran parte de esta fama proviene de la amplia gama de vitaminas, como la vitamina C y A, minerales e incluso aminoácidos considerados esenciales y fitoquímicos que se encuentran en las hojas de este árbol.

Otro punto es que la especie, también conocida con el nombre de acacia blanca, puede emplearse en la alimentación humana, utilizándose en algunos países en la preparación de un complemento alimenticio para niños con desnutrición, o en la preparación de tés, que se consumen con fines medicinales.

Beneficios de la moringa oleifera para la salud

Protege la salud del corazón

Uno de los principales beneficios de la moringa es en relación con la protección de la salud del corazón y esto ocurre, principalmente, debido a la capacidad de la hierba para reducir los niveles de colesterol malo (LDL o lipoproteína de baja densidad).

Esta acción está ligada a la presencia de un fitocompuesto conocido como beta-sitosterol, que favorece no sólo el control del colesterol, sino de otro tipo de grasa perjudicial en exceso, los triglicéridos.

Así, el consumo de la especie puede prevenir la acumulación de grasa en el hígado, la aorta y el corazón, además de aumentar la eliminación de este nutriente a través de las heces.

Las hojas de la acacia también son capaces de reducir la presión arterial, especialmente por la noche, principalmente por el efecto de aumentar la producción de orina, lo que favorece la eliminación de sales que influyen en el aumento de la presión arterial.

Gracias a ello, se considera un agente protector contra las enfermedades del corazón relacionadas con estos dos problemas, como es el caso de la aterosclerosis (formación de placas de grasa en las arterias) y el infarto.

10 Beneficios de la moringa y sus contraindicaciones

Controla la ansiedad

Otro uso del té de moringa, o de las cápsulas, es el control de la ansiedad. Este beneficio se deriva del potencial de la planta para reducir la excitación del sistema nervioso central.

Lo hace estimulando la liberación de serotonina, dopamina y norepinefrina, sustancias bioquímicas directamente relacionadas con el control de la ansiedad, el estado de ánimo y el sueño.

Por lo tanto, lo que sucede es que el cerebro puede comunicarse de una manera más eficaz y se vuelve “más tranquilo”, promoviendo el aumento de la sensación de bienestar y todavía estimula el desarrollo intelectual, porque mejora las conexiones cerebrales.

Protege el cuerpo contra las enfermedades

El consumo de moringa también previene enfermedades e infecciones. También explicó que esto ocurre por el potencial de fortalecimiento del sistema inmunológico que se encuentra en el árbol.

Esta acción inmunomoduladora se produce porque las hojas son ricas en unos compuestos llamados isotiocianatos, que activan los mecanismos de liberación de los macrófagos y neutrófilos, células de defensa.

Además la planta es un potente antimicrobiano. Es decir, impide la proliferación de microorganismos que causan infecciones.

Las hojas tienen una gran cantidad de vitamina C, en niveles mucho más altos que en el zumo de naranja. Siendo que este nutriente participa activamente en la producción de células de defensa, promoviendo así una mayor protección para la salud.

10 Beneficios de la moringa y sus contraindicaciones

Reduce el nivel de glucemia

Los isotiocianatos pueden tener incluso un nombre muy complicado de recordar, pero hacen que la moringa se utilice como método de control de la glucosa en sangre. Así es, el té de las hojas ayuda a controlar la diabetes.

Estos compuestos actúan disminuyendo la transformación de los carbohidratos ingeridos en glucosa por el hígado y también la resistencia a la insulina. De este modo, el páncreas no necesita sobrecargarse, porque una pequeña cantidad de la hormona ya es suficiente para regular la cantidad de azúcar en la sangre.

Los polifenoles, los ácidos fenólicos y los flavonoides, otros fitoquímicos que se encuentran en las hojas, aumentan el ritmo de utilización del azúcar por las células. Así, estimulan la quema y, en consecuencia, se produce una mayor reducción del nutriente.

Importante: La moringa nunca debe utilizarse para sustituir el tratamiento farmacológico, ya que su interrupción puede traer consecuencias para la salud. Por lo tanto, hable siempre con su médico o fitoterapeuta para valorar si puede utilizarse como tratamiento complementario.

Fortalece los huesos

¿Conoce otro beneficio de este, que fue clasificado como un tipo de “superalimento”? puede fortalecer los huesos. Así es, una porción de hojas de moringa tiene casi cuatro veces más calcio que la misma cantidad de leche.

Esto hace que ayude a reponer las reservas de este mineral y a aumentar la densidad ósea, lo que contribuye a estimular el crecimiento en niños y adolescentes y a prevenir las fracturas en adultos y ancianos.

Las hojas también son ricas en otros nutrientes importantes para la salud ósea: la vitamina E, un tipo de antioxidante que actúa haciendo la regulación de la masa ósea, y la D, que actúa regulando la cantidad de calcio que el cuerpo absorbe e incluso aumenta la tasa de absorción de este mineral por el intestino delgado.

10 Beneficios de la moringa y sus contraindicaciones

Ayuda a la cicatrización de las heridas

El polvo de las hojas ayuda a curar las úlceras (lesiones superficiales) de la piel y una parte de ello se debe a la capacidad que tiene el árbol de estimular el proceso de coagulación.

Esto significa que el lugar lesionado está cubierto por un montón (coágulo) de fibrina, un tipo de proteína producida por la sangre y que sirve para detener la hemorragia y evitar la pérdida excesiva de líquido. Debido a esto, se forma una especie de capa protectora que favorece la multiplicación de las células que componen esa región y se produce una consecuente aceleración del proceso de curación.

Además, la moringa es una fuente de fitoesteroles y compuestos fenólicos, ambas sustancias orgánicas que aumentan la multiplicación de estas células que forman la piel. El resultado es que el proceso de curación se acelera, e incluso se reducen las posibilidades de tener alguna complicación relacionada con la zona lesionada.

Protege la salud ocular

La gran cantidad de vitamina A que se encuentra en sus hojas, hace de esta planta un aliado de la visión. Para que sirva de comparación, la moringa tiene unas cuatro veces más de esta vitamina que la que se encuentra en la misma cantidad de zanahoria.

Una buena parte de este valor está presente en forma de carotenoides, pigmentos naturales de tonos amarillos, anaranjados y rojos como el betacaroteno y la luteína, y se metabolizan en esta vitamina tras ser ingeridos.

Debido a esta propiedad nutricional, el consumo de las hojas se asocia a la prevención de problemas oculares relacionados con la deficiencia de vitamina A, como la ceguera nocturna, ya que el nutriente forma parte de la producción de elementos sensibles a la luz situados en el interior de los ojos y que se activan en lugares con poca luz.

Además, el efecto protector se extiende a la prevención de problemas degenerativos, como las cataratas.

10 Beneficios de la moringa y sus contraindicaciones

Estimula el aumento de peso

Sobre todo porque se considera un “superalimento”, la moringa puede ayudar en la lucha contra la malnutrición.

Sus hojas están compuestas por vitaminas, minerales y varios tipos de aminoácidos, como las proteínas arginina e histidina, que suelen encontrarse en los alimentos de origen animal.

Se recomienda incluso el consumo de las hojas de la moringa para los niños y las mujeres embarazadas que sufren desnutrición.

Tanto porque es una fuente fácil y eficaz de nutrientes, como porque es un árbol resistente a los climas cálidos y que da hojas todo el año, lo que es ideal para las regiones que sufren el impacto de la falta de lluvia.

Reduce la retención de líquidos y la hinchazón

Otro beneficio que hace que el té de moringa sea tan popular proviene de su capacidad para reducir la retención de líquidos. Así es, y ocurre en virtud de la eficacia de la hierba para aumentar la eliminación de todo exceso a través de la orina, por acción de las altas cantidades de potasio presentes en las hojas.

Cada porción de moringa tiene tanta cantidad de este mineral como tres plátanos y en un formato que es bien absorbido por el organismo.

Y no sólo eso, porque la mejora de la circulación sanguínea es también un factor favorable para reducir la hinchazón causada por la retención de líquidos. Especialmente la que llega a la parte inferior del cuerpo, algo muy común en personas que necesitan estar de pie durante largas horas.

Previene y trata la anemia

El consumo de moringa también ayuda a prevenir y combatir la anemia ferropénica, ya que las hojas del árbol tienen casi tres veces más hierro que las hojas de las espinacas.

Al ser una fuente de vitamina C, con una media de 100 mg por ración, este mineral, que participa en la producción de glóbulos rojos (células sanguíneas encargadas de transportar el oxígeno a los tejidos), es aún mejor identificado y absorbido por el organismo.

¿Hay contraindicaciones?

No hay registros de contraindicaciones o efectos tóxicos en el consumo de la moringa. Sin embargo, las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia sólo deben utilizarlo después del alta y bajo estricta supervisión médica, ya que tampoco hay pruebas sobre posibles efectos secundarios para el feto.

En cuanto a la cantidad recomendada, la dosis es relativa y es el trabajo del fitoterapeuta determinar la cantidad según las necesidades de la persona. Pero, en promedio, para hacer uso en la prevención de enfermedades lo recomendado es consumir 400mg/día.

Los productos alimenticios con ella, tuvieron su comercialización prohibida en muchos lugares porque todavía no hay una evaluación que pruebe la seguridad de la hierba en los alimentos.

La prohibición también se debe a que los productos alimentarios se comercializan con alegaciones terapéuticas.

Con promesas de ser un tratamiento natural que curaba enfermedades crónicas como la diabetes y el cáncer, por lo que fue prohibido ya que puede inducir a los consumidores a abandonar los tratamientos en busca de algo milagroso, que no existe.

¿Cómo utilizar correctamente la moringa?

La moringa se puede consumir con alimentos como ensaladas, en zumos o en cápsulas.

En cuanto al té, debe hacerse con 1 cuchara (sopa) de hojas de la planta, que debe infusionarse en 1 taza de agua hirviendo durante al menos 10 minutos y puede beberse hasta tres veces al día, siempre después de las comidas.

Contacto